17 de noviembre, la militancia se reedita

La CGT Regional Lomas de Zamora recuerda este 17 de noviembre a todos los militantes, trabajadores y argentinos que lucharon y resistieron con estoico sacrificio, motivados por un heroico ideal político cuyo lema fue “Luche y Vuelve”.

La referencia tiene que ver con el 17 de noviembre de 1972 cuando se produjo el regreso al país de Juan Domingo Perón tras casi 18 años de exilio. Nuestro líder pisó nuevamente el suelo patrio, gracias a la férrea resistencia del Pueblo que nunca se resignó al golpe de estado de 1955.

En esa época comenzó una etapa en la que las clases dominantes decidieron reformular la relación con el imperialismo norteamericano y para eso abrieron la economía de nuestro país e intentaron disciplinar a la clase trabajadora, eliminando las conquistas obtenidas en años previos. Esta ofensiva indudablemente dio origen a la resistencia de toda la clase obrera de nuestro país que dio una fortísima respuesta de los trabajadores desde los primeros meses de instalada la dictadura encarnada por Eduardo Lonardi, quién tuvo que ser reemplazado por Pedro Eugenio Aramburu, General de la Nación que fue impuesto como Presidente, por los propios militares en 13 de noviembre de 1955.

Este nuevo gobierno de facto avanzó muy fuerte en la ofensiva contra los trabajadores y el16 de noviembre de 1955 declaró intervenida la CGT, y pasó a controlarla el capitán Alberto Patrón Laplacette, días después, dispuso la intervención de los sindicatos. Tras la disolución del Partido Peronista se impuso el decreto-ley 4.161 que prohibía el uso de los símbolos peronistas: desde cantar la tradicional marcha y utilizar su escudo hasta nombrar a Perón y Evita podía significar la cárcel.

El objetivo prioritario del gobierno castrense y las patronales cómplices fue la desarticulación de las comisiones internas y de los cuerpos de delegados, para avanzar en la racionalización del trabajo, siendo una de sus expresiones el decreto 2.739 de febrero de 1956. Este decreto autorizaba a la patronal a eliminar lo que definía como “obstáculos a la productividad”; con este objetivo autorizaba la movilidad laboral dentro de una fábrica y permitía a los empleadores concluir acuerdos especiales con sus trabajadores en lo relativo a nuevos sistemas de producción, al margen de las condiciones estipuladas en los contratos existentes, dejando en claro que los futuros acuerdos sobre salarios quedarían sujetos a la productividad.

Frente al ataque se fue extendiendo la Resistencia y se pudo advertir un proceso de formación de agrupaciones clandestinas en los barrios y la organización de medidas de lucha establecidas por la dirigencia sindical de aquel entonces.

Es en esas circunstancias que nace una lucha que se mantendría vigente hasta que el General Juan Domingo Perón, realmente provoca su regreso y se logran los acuerdos para que se instale en nuestra Patria y se produzca su tercera reelección presidencial por el 62 por ciento de los votos en elecciones democráticas y libres.

Hasta aquí parte de la historia peronista y vaya nuestro reconocimiento a todos los que protagonizaron la heroica resistencia de la que hoy nos enorgullecemos y rescatamos la fecha como estandarte y un importante símbolo de lealtad militante a un líder que pasó en el exilio casi dos décadas.

Por estos días de festejos y reconocimientos, no podemos dejar de señalar que los herederos de 1955, ubicados en la más rancia y pestilente derecha oligárquica actual, en su avaricia permanente y negativa a que se otorguen derechos populares, están al acecho y atentan permanentemente con el objetivo de desestabilizar al Gobierno de nuestro presidente Alberto Fernández.

Esta vez, no tienen Fuerzas Armadas, pero tienen poder económico, tienen poder con los medios de comunicación y tienen parte de la Justicia, cuentan también con un ancestral odio al peronismo, toda vez que se intente reivindicar medidas con las que se desee asistir solidariamente a los sectores más vulnerables.

Actualmente quienes integramos esta CGT Regional, somos conscientes que esta vez, somos nosotros los protagonistas que debemos fortalecer al Gobierno de Alberto Fernández, que viene transitando hace 11 meses un país desmadrado por el caos que nos dejara el gobierno de Mauricio Macri, el Fondo Monetario Internacional con una deuda impagable y el Covid-19, devenido en Pandemia.

También subrayamos que la tarea que venimos realizando bajo la denominación de “Los Sindicatos en tu Barrio”, se convertirá en poco tiempo en una herramienta formidable y nuestra tarea de llevar nuestros equipos de Salud a las barriadas, donde no llega el Estado, fue una demostración de cómo colaboramos en forma efectiva y contundente en la lucha contra el virus.

La asistencia a una veintena de comedores, sin explotación mediática, también nos pone a la vanguardia solidaria en los distritos donde tenemos radio de acción.

Sabemos que habrá que militar mucho para que nuestra Patria se levante y estamos dispuestos a redoblar los esfuerzos para encontrar el camino ideal, más allá de los diferentes matices y las distintas miradas que nos lleve a la unidad de concepción primero, para pasar exitosamente la unidad de acción que redunde en resultado contundente.

Necesitamos que el Frente de Todos sea fortalecido por todos los sectores que lo integran y que a su vez se debe ampliar su base de sustentación con una mirada firme hacia al Movimiento Obrero Organizado, a través de los Sindicatos institucionalizados.

De este modo será más simple, aunque no sencillo, convertirnos en soporte de las grandes transformaciones que Argentina y los argentinos nos merecemos y derrotaremos una vez más a los mercaderes del odio, que nos pretenden sumisos, empobrecidos y sin destino.

Por el contrario, nosotros iremos por más derechos, por mejores salarios, por mejor calidad de vida, en definitiva, por una Patria Libre Justa y Soberana.

CONSEJO DIRECTIVO

CGT Regional Lomas de Zamora

Lomas de Zamora

17 de noviembre de 2020