Así fue el regreso de las peluquerías en Lomas de Zamora

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 0000398543-1024x654.jpeg

La flexibilización de la cuarentena permitió que volvieran a abrir sus puertas las peluquerías y centros de estética del Área Metropolitana de Buenos Aires. En Lomas de Zamora se observaron estrictos protocolos, aumentos de precios y algunas persianas bajas.

Este rubro fue uno de los más perjudicados durante la cuarentena. Desde el 21 de marzo, día en que se impuso el aislamiento social y obligatorio por coronavirus, las peluquerías tuvieron sus puertas cerradas hasta esta última semana de julio. El lunes 27 fue el día autorizado por el Gobierno para la vuelta a la actividad, pero la mayoría decidió reabrir este martes.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 0000398565.jpeg

Cortarse el pelo ya no es igual las peluquerías lomenses. Todos los lugares recorridos por El Diario Sur ya no permiten el ingreso de clientes sin turnos y en la mayoría de los casos, sólo ingresa uno a la vez. El uso del barbijo es obligatorio. Entrar y sentarse a esperar mientras se conversa con el peluquero, parece ser cosa del pasado, al menos por un tiempo.

«Estamos trabajando con turnos, como todos. Los empezamos a levantar desde la semana pasada y van viniendo de a uno. Trabajamos con mascarilla, alcohol en gel, siempre las manos desinfectadas y los clientes entran con barbijo», explicó Maxi, que atiende una peluquería de la calle Loria. En el mismo lugar trabaja Ricky, quien remarcó la dificultad de adaptarse a todas estas medidas de prevención: «Las respetamos porque hay que prevenirse, pero se complica. Por ejemplo, la tintura es algo que te puede manchar un poco el barbijo. Si se te quejan, ¿qué les vas a decir? Ni hablar si te tenés que hacer la barba, sí o sí tenés que sacarte el barbijo».

.

Esteban Campobasso para Aquí Lomas

.